Cazadores de microbios. Los principales descubrimientos del mundo microscópico

Una historia más pertinente que nunca sobre los microbios, las bacterias y cómo la enfermedad afecta nuestra vida cotidiana y a la prosperidad de nuestras sociedades. Los superhéroes en este esquema son los científicos, bacteriólogos, médicos y técnicos médicos, que descubrieron los microbios e inventaron las vacunas para contrarrestarlos. De Kruif revela los descubrimientos ahora aparentemente simples pero realmente fundamentales de la ciencia. Un libro fascinante que describe la vida y obra de un grupo de hombres de siglos pasados que sentaron las bases para conocer y comprender el mundo de los seres vivos más pequeños de la Tierra y nuestra relación con ellos. La obra se inicia con la vida de Anton van Leeuwenhoek, quien reportó el primer avistamiento bajo el microscopio de seres desconocidos, abriendo a los seres humanos las puertas del mundo microbiano. También trata de Louis Pasteur, quien demostró la dramática cercanía de los contactos entre esos seres y nosotros: a través de sus estudios sobre el papel de los microorganismos en la elaboración de cerveza y vino, dejó clara la existencia de ese mundo hasta entonces desconocido, que si bien no nos vigila en el sentido estricto del término, sí desempeña un papel fundamental en nuestras vidas.

$500.00

7 disponibles

SKU: 9788412281729 Categorías: , , , , , Etiqueta:

Detalles del libro

Año de publicación

2021

Cantidad de páginas

392

Editorial

Capitán Swing

Encuadernación

Rústica

Formato

14 x 22 cm

Género

Ensayo

ISBN

9788412281729

Sobre el autor

Paul De Kruif

Paul De Kruif

(Zeeland, EE.UU. 1890 - Holland, EE.UU. 1971) Microbiólogo y autor estadounidense de ascendencia holandesa, es sobre todo conocido por el libro Cazadores de microbios (1926), un clásico de la literatura científica y la inspiración de muchos médicos y científicos. En 1912 se graduó en la Universidad de Míchigan y permaneció allí para obtener un doctorado, que se le otorgó en 1916. Inmediatamente ingresó en el servicio militar como soldado en México, en la expedición punitiva contra Pancho Villa, y luego sirvió como teniente y capitán en la Primera Guerra Mundial en Francia. Debido a su servicio en el Cuerpo Sanitario, tuvo contactos ocasionales con importantes biólogos franceses de la época. Tras regresar a la Universidad de Míchigan como profesor asistente, De Kruif trabajó brevemente para el Instituto Rockefeller para la Investigación Médica. Luego pasó a dedicarse a la escritura a tiempo completo. De Kruif ayudó a Sinclair Lewis con su novela ganadora del Premio Pulitzer Doctor Arrowsmith (1925), proporcionando la información médica y científica requerida por la trama, y también ayudó a crear algunos de los personajes. De hecho, muchos creen que el propio Martin Arrowsmith (médico, a diferencia de De Kruif) posiblemente sea una representación suya. De Kruif fue redactor del Ladies Home Journal, Country Gentleman y Readers Digest y contribuyó con artículos sobre ciencia y medicina. También trabajó en comisiones para promover la investigación sobre la parálisis infantil (polio).