Cuentos sentimentales

Estos Cuentos sentimentales son retratos satíricos de personajes que viven en los márgenes de la sociedad soviética durante la primera década tras la Revolución bolchevique. Los cuentos son narrados por un tal Kolenkorov, que es cualquier cosa menos un autor soviético modélico: no solo sigue apegado a la era del antiguo régimen sino que, además, no es un muy buen escritor. Moldeada por la magistral pluma de Zóshchenko, la prosa de Kolenkorov está bellamente desarbolada, llena de desaciertos estilísticos, sobrecargada de metáforas, clichés torturados y burocratismos mal utilizados, en la mejor tradición de Gógol.

Sin embargo, a pesar de la narración intrusiva de Kolenkorov, los relatos son realmente conmovedores. Cuentan historias de amor no correspondido y desventuras sentimentales entre músicos desafortunados, damiselas de provincias, aspirantes a poetas y aristócratas liberales fuera de lugar en la nueva Rusia, en un contexto de apartamentos destartalados y abarrotados, entre pequeñas intrigas y sueños humildes. Zóshchenko nos ofrece aquí una perspectiva original de la sociedad soviética en la década de 1920, simple y escandalosamente divertida.

$590.00

5 disponibles

SKU: 9788412003987 Categorías: , Etiqueta:

Detalles del libro

Año de publicación

2020

Cantidad de páginas

248

Editorial

Armaenia

Encuadernación

Rústica

Formato

14 x 21 cm

Género

Literatura, Narrativa

ISBN

9788412003987

Sobre el autor

Mijaíl Zóshchenko

Mijaíl Zóshchenko

Mijaíl Zóshchenko (1894-1958) fue un destacado escritor satírico soviético. Sus cuentos e historias de la década de 1920 lo hicieron enormemente popular entre los lectores. En 1946 cayó en desgracia tras la publicación de un relato humorístico y fue expulsado de la Unión de Escritores Soviéticos junto con la célebre poeta Anna Ajmátova, lo que conllevaba la prohibición de publicación de sus obras y la denegación de las cartillas de racionamiento. Nunca se recuperó de este trauma y, tras años de problemas de salud, murió de una insuficiencia cardíaca en 1958.