Confesiones inconfesas

Confesiones inconfesas
con heliograbados de Suzanne Malherbe (Moore)

Fotógrafa vanguardista. Transformista. Queer.

Ahora también los textos de Claude Cahun nos llegan, por fin, con el mismo espíritu transgresor.

Confesiones inconfesas (Aveux non avenus, 1930) es una relectura de la tradición de las confesiones, elaborada con fragmentos de diario, cartas, poemas, aforismos, diálogos… en que realidad y ficción se mezclan de forma libre para dar lugar a un retrato más «verdadero» de la autora. Una autoficción antes de que existiera la autoficción. La obra de Claude Cahun se adelantó a los artistas que hoy en día trabajan cuestionando el concepto de identidad, poniendo en juego su propio cuerpo, con la voluntad de dinamitar géneros de todo tipo.

$630.00

3 disponibles

SKU: 9788412166095 Categorías: , Etiqueta:

Detalles del libro

Año de publicación

2021

Cantidad de páginas

272

Editorial

Wunderkammer

Encuadernación

Rústica

Formato

14 x 19.5

Género

Literatura

ISBN

9788412166095

Sobre el autor

Claude Cahun

Claude Cahun

Lucie Renee Mathilde Schwob fue fotógrafa, escritora, escultora, actriz y crítica, en un momento de su vida decidió llamarse Claude Cahun.

Nació en Nantes, Francia, en 1894, en su infancia burguesa estuvo rodeada de escritores y editores. Su madre padecía un trastorno mental y por ello fue criada por su abuela materna. A los 15 años conoció a su amiga Suzanne Malherbe, se enamoraron y fueron pareja toda la vida. A los 18 años hacía fotos.

En 1919 puede que iniciara la exploración de su identidad cambiando su nombre. Quería un nombre andrógino, válido en hombres y mujeres, Claude. Utilizó el apellido de su abuela materna para no perder las raíces de la mujeres de su familia, de la mujer que la crió, Cahun. Construyó su nuevo nombre: Claude Cahun. Su pareja, Suzanne, cambió también su nombre a Marcel Moore.

Curiosamente el padre de Claude, se casó con la madre de Suzanne, ambos viudos. Así las dos mujeres, a los 23 años, fueron amantes y hermanastras. Se instalaron en Paris, trabajaron juntas y colaboraron mutuamente en sus proyectos.
Fué una artista muy polivalente, fuertemente atraída por todas las artes, escribía, pintaba, hacia collages… también trabajó como actriz, representando papeles femeninos y masculinos. Y así en 1925 crea su serie Héroïnes, utilizando el autorretrato para transformarse en Safo, Penélope, Salomé, Eva, Dalila, Judith, Helena sobre los prototipos femeninos y hacia 1929 el magazine Bifour publica en sus páginas el Autorretrato Anamórfico.

Claude Cahun se definía sexualmente como de género neutro. Como hombre era muy femenina; como mujer estaba masculinizada. La ambigüedad formaba parte del misterio y profundidad de sus fotografías.

Artista surrealista aprovechaba el fotomontaje y la performance, creando realidades oníricas y alternativas.