La Divina Mímesis

“Luego de estudiar a Auerbach, Pasolini se convence de que, a mayor contaminación de materiales lingüísticos heterogéneos, tanto literarios como extraliterarios, mayor realismo. La mímesis, es una apertura de horizontes lingüísticos; un modo de escuchar al otro y de dejarse atravesar por su palabra. Leída de manera crítica, la mímesis dantesca permite pensar un modo tal de entender la escritura en la que lengua y realidad sean términos inextricables y como el lugar donde se anule toda diferencia entre el yo autoral y el mundo representado.

En esta búsqueda de una literatura-expresión, Pasolini explora una forma de escritura en proceso, que le permite entregar a la imprenta La Divina Mímesis como un texto no cerrado, opuesto tanto al texto “estilizado” del joven poeta y del joven novelista, como a los  productos “consolatorios”, transgresivos, de la neovanguardia. La Divina Mímesis es, en este sentido, una forma posible para una escritura eminentemente política que convoca algo que está más allá de ella: una experiencia que no llega a ser nombrada del todo, como la luz meridional o las florcitas que proliferan reticularmente (Canto II), pero que sin embargo subsiste, como el exceso de lo real frente al lenguaje.”

$280.00

3 disponibles

SKU: 9789871772131 Categoría: Etiqueta:

Detalles del libro

Año de publicación

2011

Cantidad de páginas

112

Editorial

Cuenco de plata

Formato

13 x 21 cm

Género

Literatura

ISBN

9789871772131

Sobre el autor

Pier Paolo Pasolini

Pier Paolo Pasolini

(1922-1975) ha sido uno de los más agudos y polémicos autores de todo el siglo XX. Su profunda y precoz inquietud lo llevó a experimentar con varios lenguajes -desde la poesía hasta el cine pasando por la crítica literaria y el documental- y a conquistarse una controvertida fama de intelectual global, que se multiplicó con el éxito cinematográfico de películas como Mamma Roma, Accattone o Saló. Como poeta, su primera vocación literaria, escribió algunos de los versos más originales y brillantes de la literatura italiana contemporánea, aunque su figura se popularizó gracias a su producción en prosa (en especial, Chavales del arroyo y Una vida violenta) a través de la cual dio a conocer al gran público los temas de fondo de toda su obra: el interés por el subproletariado urbano y la crítica feroz tanto a la civilización tecnológica como a la cultura capitalista del consumo, que posteriormente plasmó en numerosas y memorables intervenciones públicas, artículos en prensa y ensayos (entre ellos, Escritos corsarios, Cartas luteranas). Fue asesinado la madrugada del 2 de noviembre de 1975 en Ostia, cerca de Roma, en circunstancias no del todo esclarecidas, mientras escribía un colosal libro-denuncia, Petróleo, publicado póstumo e inacabado en 1992.