El doble

Presentamos una edición definitiva de uno de los clásicos de la literatura universal, que incluye una versión inédita en español.

Fiodor Dostoievski publica una primera versión de El doble en 1846. Luego de algunas críticas negativas, y con ciertos apremios económicos, decide reescribirla y así aparece en 1866 una versión modificada, que circuló hasta la actualidad. En esta edición crítica de Alejandro Ariel González se presentan por primera vez las dos versiones, con un estudio preliminar que releva las diferencias entre ambas (la casi desaparición del registro de aventuras, cómico y hasta grotesco, y el aligeramiento del estilo del relato, por ejemplo) y los borradores para la reescritura que dejó el autor.

A Goliadkin, un retraído y patético funcionario de la burocracia rusa en épocas del zar Nicolás I, se le niega la entrada a la fiesta en honor a la hija de su benefactor de antaño, y a quien él pretendía cortejar. La situación de desprecio que vive lo turba profundamente, y es entonces cuando aparece en su camino ese otro hombre, idéntico a él. ¿Es una alucinación? ¿Hay una conspiración en su contra o todo es producto de su perturbada psiquis? ¿Sufre de paranoia, esquizofrenia o manía de grandeza? ¿O es El doble un relato fantástico y hay que hablar de duplicación?

$430.00

2 disponibles

SKU: 9789877120103 Categorías: , Etiqueta:

Detalles del libro

Año de publicación

2013

Cantidad de páginas

448

Editorial

Eterna Cadencia

Encuadernación

Tapa blanda

Fecha de publicación

01-02-2016

Formato

14 x 22 cm

Género

Narrativa

ISBN

9789877120103

Sobre el autor

Fiódor Dostoievski

Fiódor Dostoievski

(Moscú, 1821 – San Petersburgo, 1881). Novelista ruso. Educado por su padre, un médico de carácter despótico y brutal, encontró protección y cariño en su madre, que murió prematuramente. Al quedar viudo, el padre se entregó al alcohol, y envió finalmente a su hijo a la Escuela de Ingenieros de San Petersburgo, lo que no impidió que el joven Dostoievski se apasionara por la literatura y empezara a desarrollar sus cualidades de escritor. En 1849 fue condenado a muerte por su colaboración con determinados grupos liberales y revolucionarios. Tras largo tiempo en Tver, recibió autorización para regresar a San Petersburgo, donde no encontró a ninguno de sus antiguos amigos, ni eco alguno de su fama. Su obra, aunque escrita en el siglo XIX, refleja también al hombre y la sociedad contemporánea.